National Park Service (NPS)

El National Park Service es una agencia estatal dependiente del U.S. Departament of the Interior que se encarga de gestionar el National Park System, que está formado por National Parks, National Memorials, National Recreation Areas… En general se encarga de conservar lugares de gran interés natural, histórico, científico o recreacional. En NPS o en Wikipedia puedes encontrar gran cantidad de información sobre la estructura, historia, cifras, etc… pero aquí nos centraremos en los aspectos más prácticos para el viajero.

El símbolo de NPS es garantía de calidad, buena organización, precios muy razonables, limpieza, buenas infraestructuras y personal cualificado. No es de extrañar lo orgullosos que están los americanos de su red de parques nacionales.

Cada unidad del National Park System tiene su propio apartado en NPS con una estructura similar. Cómo llegar, horarios, precio, mapas, qué hacer, cosas que deberías saber antes de ir… En algunos de los parques más grandes hay recomendaciones de los lugares más significativos que puedes visitar si sólo dispones de una mañana, un día, dos días… es un buen punto de partida para planificar tu visita y no sentirte abrumado por la cantidad de información.

Los precios van desde los $25 por coche para 7 días del Gran Cañon o Yellowstone a completamente gratis en las Great Smoky Mountains. Cada parque tiene precios diferentes por coche, por moto o por entrar andando por ejemplo. En su página oficial están todos detallados, incluso algunos tienen su propio pase anual, pero para el viajero extranjero no suelen ser muy útiles (ver Interagency Annual Pass más abajo).

A lo largo del año hay una serie de días, los Free Entrance Days, en los que no se paga admisión en ningún parque. La contrapartida de esta promoción es que la afluencia se incrementa, así que hay que sopesar qué nos interesa más.

Si tienes pensado visitar varios parques es posible que te salga rentable sacar el Interagency Annual Pass, que no hay que confundir con el pase anual de un único parque del que hemos hablado arriba. El Interagency Annual Pass permite la entrada de un coche o del titular del pase y 3 acompañantes (según sea el tipo de cargo por entrada) a todos los parques y cuesta $80. Actualmente sólo se puede pedir por Internet si vives en USA, México o Canadá. Para residentes de otros países se puede rellenar un formulario y enviarlo por fax o correos. Esta opción tiene un coste adicional de $5 en concepto de gastos de gestión. La mejor opción, y la más sencilla es comprarlo en el primer parque que visites. En lugar de comprar la entrada habitual pides el pase anual, y en menos de un minuto lo tienes. Al comprarlo te marcan el mes del año siguiente en que caduca, y lo puedes usar desde ese mismo momento hasta el final de dicho mes. Por ejemplo si lo compraste el 7 de agosto lo puedes utilizar hasta el 31 de agosto del siguiente año, así que es posible que lo puedas utilizar dos años seguidos, saliendo así más rentable todavía. Se permiten dos titulares (dos firmas en el reverso del pase), así que se puede compartir con otro viajero que viaje durante ese año.

Los parques nacionales basados en la naturaleza suelen tener desde puntos de interés muy accesibles para todos los públicos, hasta partes del parque más remotas con acceso por carreteras sin pavimentar o directamente sin carreteras. Estas zonas, a veces inmensas, es lo que se llama el backcountry, y para visitarlo y acampar hay que leerse las normas del parque y generalmente pedir permiso.

En muchos de los parques más importantes hay alojamiento dentro del propio parque, que va desde preciosos hoteles a campamentos muy básicos, pero bien cuidados. Muchos de estos alojamientos son muy populares, y conviene reservar con bastante tiempo de antelación.

Un detalle que hay que tener en cuenta es que estos hoteles son muy respetuosos con el entorno en el que se encuentran, así que no es de extrañar que si llegas por la noche no encuentres ni una sola luz en el parking, y no tengas ni idea de donde está la recepción, porque no hay carteles iluminados, o la iluminación es muy tenue.

Otro aspecto destacable del sistema de parques nacionales, y en general de USA, es que encontrarás baños públicos hasta en el rincón más insospechado. Y generalmente limpios y bien mantenidos.

En todos los parques nacionales trabajan los Park Rangers, fácilmente reconocibles por su uniforme característico, que se encargan tanto de hacer demostraciones o explicar los detalles del lugar, como de orientar a los turistas para llegar al baño más cercano o sacarte de algún apuro.

Share

Comments are closed.